La fotografía puede abrir muchas puertas para los niños durante su niñez y adultez

Los fotógrafos son aquellos que tienen la capacidad de ver lo que muchos no ven. Son aquellos que ven una gran fotografía en lugar de una pared con sombra, que también ven el potencial de unas líneas que se pierden en el horizonte, son quienes prefieren perseguir espejos, tirarse al suelo, subirse al banco por una fotografía y se emocionan cuando tienen el marco y la luz perfecta para las fotos. Es una carrera o hobby que permite la conexión con personas de todo el mundo, por lo que dentro de sus habilidades debe estar dominar el inglés pues es la lengua universal. Scuola Inglese per Bambini, es uno de las opciones que ofrece kids&us, por lo que sin importar donde te encuentres puedes aprender o refrescar tus conocimientos.

Para lograr un buen trabajo se necesita motivación, una cámara y algo de práctica. Muchos estudios revelan que los niños tienen esa capacidad de observación y asombro que les permite ver lo que muchos adultos no pueden percibir en su entorno. Variados son los cursos que enseñan el arte de la fotografía en los niños y entre las primeras lecciones se encuentra el cuidado de los equipos fotográficos, creando el sentido de pertenencia y de responsabilidad así como el valor de los materiales con los que trabajan. Es importante enseñarles además que estos equipos no se pueden adema o recibir golpes, ya que siempre se debe conservar en buenas condiciones.

Estos cursos enseñan las funciones básicas de las cámaras pues es muy distinto de los dispositivos móviles que conocemos en la actualidad. Entre las funciones básicas importantes para captar una imagen encontramos: automático, macro, paisaje y demás, entre las que se explican de forma detallada todas las funciones para que los niños decidan con cuál trabajar. Es recomendable utilizar una cámara sencilla, de poco peso con la que se pueda enfocar solo en la fotografía, tomando en cuenta que son niños y que aún cuando son cuidadosos pueden tener un accidente con su equipo. Quienes toman cursos de fotografía desarrollan todas las habilidades artísticas a temprana edad, las que pueden aprovecharse una vez es alcanzada la adultez, permitiendo descubrir nuevos países, lugares y personas.

Es increíble todo lo que pueden asimilar los niños en estos cursos, desde sujetar la cámara correctamente para evitar que sus deditos estén en el encuadre hasta evitar que se caiga la cámara estrepitosamente.

Gracias a todas las experiencias aquí creadas, los niños tienen mayor desarrollo creativo durante su niñez y adolescencia, ya que mientras más pequeños son, tienen más originalidad en las fotos por su inocencia, intuición e inspiración. Así mismo, se estimula el desarrollo de valores como el respeto, la responsabilidad y la tolerancia.

Quienes dictan estos cursos utilizan la metodología de Aprendizaje Fluido, de los años 70 que es como una forma simple y estructurada con la que se puede orientar a todos los niños mediante un proceso individual de experiencias, las cuales se reafirman con juegos y dinámicas. Cuenta con cuatro etapas en las que se incluye: despertar el entusiasmo, concentrar la atención en un tema, una experiencia directa y compartir todo lo aprendido.

Deja un comentario