No necesitamos una gran justificación para asistir a un partido del deporte rey, el fútbol pero siempre debemos considerar la opción de capturar los mejores momentos por medio de una excelente foto, sobre todo para aquellos que tienen inquietudes deportivas además de la fotográfica.

Para lograrlo, existen una serie de consejos y de recomendaciones que podrían hacer que nuestras fotos en el fútbol vayan mejorando cada vez más y en cada momento que se nos presente la oportunidad. Dichas recomendaciones también pueden ser beneficiosas para ser usadas en la captura de imagen para casi cualquier deporte. Para saber tales consejos, solo requieres de unos minutos.

Introducción

En el mercado podemos encontrar gran variedad de equipos de última tecnología que pueden convertirnos en una estrella al momento de capturar una imagen, aunque lo más importante es saber cómo emplearlos y poder sacar partido de nuestras cámaras en los partidos de fútbol o en otros espectáculos deportivos.

La ubicación en el campo

Consideremos que se trata de partidos de fútbol amateur, más no de uno profesional. Ello se hace porque la primera recomendación se encuentra en la ubicación que tengamos en el campo, pues está requiere de cierta libertad, y si se trata de partidos profesionales, a nuestra actividad se le añade una problemática adicional que está relacionada con las autorizaciones y permisos que se requieren al momento de permanecer en determinadas zonas del campo que están reservadas.

En todo caso, uno de los mejores sitios para ubicarse es en la banda del equipo atacante y ello ha de ser así pues en la zona de detrás de la portería podrían existir gran cantidad de elementos que pueden interferir en la composición que deseamos realizar. No obstante, y como sabemos que los partidos son largos, siempre tenemos la posibilidad de probar a realizar fotos desde ahí.

Distancia Focal

Como no podemos controlar en donde será producida la acción, entonces desde el punto en donde nos encontremos se requiere de una focal larga. Y ello se puede notar en los partidos televisados donde los fotógrafos aparecen con objetivos parecidos a cañones. Una recomendación abierta, es que antes de hacer un desembolso al respecto, se debe probar con la focal más larga del objetivo que tengamos a mano a fin de observar si ésta es suficiente, de manera que a partir de ahí, se pueda pensar en objetivos que nos sean asequibles, tipo 70-200 y 70-300.

Velocidad de disparo

El uso de focales largas, conlleva a la utilización de velocidades de obturación bastante rápidas con el objetivo de que la foto no salga trepidada por el movimiento de la cámara. En todo caso, la misma acción de la situación nos conducirá a trabajar con velocidades muy altas. Así, la recomendación es hacer unas cuantas pruebas, probando con 1/500.

Prioridad de Velocidad

Cuando se selecciona el modo de disparo, es bastante útil la opción de prioridad de la velocidad, de manera que nuestra cámara respete la configuración de velocidad que hayamos seleccionado y con ello se pueda ajustar la apertura del diafragma a partir de allí.

ISO

No hay tantas opciones por lo que se deberá utilizar ISOs bastante altos con el objetivo de que la foto salga correctamente expuesta en las condiciones de velocidad de obturación con las que se trabaje. En tal sentido, mientras más luminoso es el objetivo, será mucho mejor.

¿Pulso, monopie o trípode?

Bajo los anteriores parámetros, una foto se hace un tanto complicada a pulso, por lo que, la elección entre un trípode o un monopie es la libertad de movimientos. Con un trípode estamos obligados a fijar la cámara en un punto, cosa que limita los movimientos, de modo que lo más recomendable es un monopie, pues nos permitirá mucha más libertad, y el uso de velocidades más altas de disparo que haciéndolo a pulso sin que salgan movidas.

Finalmente, se debe buscar una escena que contenga acción como un pase, una entrada, un simple toque de balón, un disparo a puerta o la celebración de un gol. Para ello se debe tener presente un buen encuadre aunque se trate de algo muy complicado, ya que hasta los profesionales deben reencuadrar muchas veces sus fotos en el ordenador.